viernes, 28 de noviembre de 2014

El arte erótico japonés Shunga

a) La sexualidad en el Japón histórico:
     - Shunga: Las imágenes eróticas de Japón

 ----------------------------  OOOOO  ---------------------------

Uno de las expresiones artísticas más sorprendentes que se han desarrollado a lo largo de la historia es el arte erótico Shunga. Sorprendente por tres motivos: por un lado, por sus imágenes de contenido sexual muy explícito; por otro lado, por la enorme cantidad de imágenes shungas existentes; y por último, y no menos importante, por la calidad artística de estas obras.

La difusión de este arte fue posible gracias a la relajación moral que permitía el confucionismo dentro del espacio privado. En el mundo oriental, el placer y el sexo, no son considerados pecados, simplemente son un elemento más de la naturaleza.

Torii Kiyonaga, 1785.

¿QUÉ SON LAS IMÁGENES SHUNGA?

El término shunga significa "imágenes de primavera", es un término, nada disimulado, para referirse al acto sexual. Son ilustraciones realizadas en xilografía (planchas de madera talladas e impregnadas en tinta) que representan escenas explícitamente sexuales. Destacan sus brillantes colores, su elegancia de trazo y su detallismo.

Fueron producidas en Japón durante todo el período Edo, es decir, desde 1600 hasta la llegada de la era moderna en el siglo XIX. El shunga más antiguo conservado data de 1660 y es un auténtico manual de sexo ya que recoge más de 48 posturas sexuales y hace un análisis de las prostitutas de Yoshiwara: su precio, sus características, dónde se las podía localizar...
 
Shunga de Katsushika Hokusai, 1815.


CARACTERÍSTICAS:

Protagonistas: En estas imagenes se pueden ver representados todos los miembros de la sociedad nipona desde samuráis a los miembros de la clase comerciante, desde monjes budistas a prostitutas, desde jóvenes recién casados a matrimonios, incluso muchas de ellas incluyen personajes mitológicos y fantánsticos o animales. Eran dibujos muy relacionados con los sucesos de la época y su literatura.

Textos: La mayoría de Shungas incluyen textos o cuadro de diálogos en los que se describe la escena o introducen el elemento humorístico. Aunque también puede contener textos más románticos como  poemas o el diálogo entre dos amantes.

Shunga de Katsushika Hokusai
Shunga con poema de amor.

Atributos sexuales: Una de las características más llamativas de arte Shunga son los enormes atributos sexuales que salen representados, tanto los femeninos como los masculinos, aunque son más desproporcionados estos últimos. Aunque cabe matizar que el tamaño es más realista cuando se representa a jóvenes, a los hombres adultos se les representa con un falo más grande, tal vez para compensar la menor potencia sexual. Además su enorme tamaño permite representarlos con esmero y gran cantidad de detalles visuales.

Shunga por Kitagawa Utamaro, 1799.


Prácticas Sexuales: Aunque la mayor parte de Shungas representan relaciones de carácter heterosexual, no son pocas las escenas con otro tipos de prácticas:
- Escenas homosexuales entre varones, que incluyen besos, masturbaciones y sexo anal, también se ha atestiguado la presencia de prostitutos.
- Escenas lésbicas, donde se observan a las mujeres besándose, frotándose los genitales o practicando el cunnilingus, incluso manteniendo relaciones mediante dildos (harikata) o con máscaras teatrales de hombres.
- Otras prácticas que se recogen en estos Shungas son tríos, normalmente compuestos por una mujer, un hombre y un chico jóven, mujeres masturbándose ante la ausencia de su amado, escenas de vouyerismo que encierran un matiz cómico.
- Escenas con animales como pulpos, gatos o perros con tintes de parodia.
- Escenas fantásticas con demonios y deidades

Escena lésbica.
Sugimura Jihei, 1680.
Escena homosexual 'Pasatiempos en la primavera'
Miyagawa Isshō, 1750.
Escenas: Los escenarios reflejados en las imágenes Shungas suelen ser el interior de las viviendas o prostíbulos aunque también aparecen paisajes floridos y bucólicos. Y es que la importancia de la naturaleza hace que incluso en esos espacios cerrados se abran ventanas hacia el exterior mediante puertas abiertas, biombos, etc.

Pero lo que más destaca de estas escenas, ya sea por su técnica depurada, por su elegancia en el trazo o por sus cálidos colores, es que ofrecen un extraña sensación de sencillez pero también de calidez, de romanticismo pero también de pasión, todas ellas impregnadas dentro de un ambiente mágico o fantástico.

En las escenas shungas es habitual encontrar pequeños elementos de la vida cotidiana que nos brindan una sensación más real y cercana como juegos de té, instrumentos musicales, libros o materiales para escribir, plantas, etc.

Shunga con elementos de la vida cotidiana,
Katsukawa Suncho, 1790.


Simbolismo: Dentro de las escenas Shungas podemos encontrar diferentes capas simbólicas: por un lado, la imagen erótica en si mismo; por otro, su posición dentro de la serie de imágenes, el texto que las acompaña y sobretodo, los objetos simbólicos ocultos en las láminas:

'Los monstruos acuáticos y la mujer buzo', de Kitagawa Utamaro.
Shunga con numerosos simbolismos: plantas acuáticas, bivalvos, el agua, etc.

- Agua: El agua es un elemento muy relacionado con el sexo, ya que es un elemeto del yin y de lo femenino (húmedo). Su presencia en las estampas shungas hace que se realce la unión erótica.

- Elementos vegetales acuáticos: Las plantas acuáticas suelen estar asociadas con el sexo,  especialmente con elementos femeninos. Entre ellas destaca el cálamo, una planta con ciertas similitudes con el vello púbico. Las ostras y otros animales bivalvos también son un claro referente a los órganos sexuales femeninos.

- Flor de cerezo: La sexualidad femenina también ha venido asociada a la flor del cerezo, tanto por su relación con la primavera, como por la belleza de su florecimiento y su brevedad, simbolizando lo efímero de la belleza.

-Entre los elementos que simbolizan los órganos sexuales masculinos encontramos algunos nada sutiles como la flauta japonesa o los hongos.

- Animales: La inclusión de animales en los Shungas representan la idea de encuentros fortuitos y apasionados. Contagiando esta tensión sexual a los animales.


Shunga encuentro sexual fortuito,
Suzuki Harunobu




Shunga donde la pasión humana se contagia a unos gatos.
Suzuki Harunobu

- Sirvientes: También es posible encontar en algunas imágenes shungas la presencia de sirvientes, éstos son un rápido indicativo de la riqueza del protagonista; y sobre todo, su presencia da pie a pequeños juegos de vouyerismo y masturbación mientars se espía a través del biombo.

Shunga en blanco y negro, con sirvientas espiando.

- Espejos: En algunos casos también vemos la presencia de espejos, donde los protagonistas de la escena erótica se contemplan así mismos; normalmente estos espejos suelen reflejar los genitales desde otro punto de vista.

Shunga que juega con los reflejos de un espejo.

Shunga con escena de vouyerismo y
masturbación, Katsushika Hokusai.


Formatos: Las imagénes Shunga se desarrollaron en más de un formato, las tipologías más comunes fueron:
- Shunga Emaki: Rollos en formato horizontal, sólo asequibles para las clases más adineradas, ya que su producción era muy laboriosa.
- Soroimono y Kumimono: Álbunes ilustrados con técnicas xilográficas. Constaban casi siempre de 12 imágenes de gran formato lo que permitía desarrollar un alto nivel técnico.
- Enpon o Shupon: Libros eróticos, al ser más económicos fue el formato más popular, solían venir acompañados de relatos eróticos de algún escritor popular. La mayoría eran impresos en blanco y negro, aunque también habían copias a color.

Shunga de Kitawa Utamaro.

¿QUÉ UTILIDAD TENÍAN?

Kawanabe Kyōsa
Parece claro que el uso de estos shungas no tuvo que ser muy diferente al de nuestras actuales revistas pornos, su clara intención de estimulación sexual parece fuera de toda duda.

A esto hay que sumar el componente lúdico que también poseían, ya que estas imágenes también podían tener un alto contenido de sátira y comedia, rompiendo las conveciones sociales o religiosas, mediante el uso de lo grotesco.

También servirían como guía sexual para las parejas de recién de casados, ya que como recoge una novela popular de aquella época, no era raro encontrarse estas imágenes adosadas al mueble nupcial.

Aparte la posesión de una de estas ilustraciones estaba asociado a la buena suerte, así se cuenta que los comerciantes las usaban para proteger los almacenes de incendios, las meretrices las portaban entre sus ropajes como amuleto para evitar quedarse sin dinero y los samurais las llevaban escondidas en sus cascos durante las batallas.

El éxito de las imágenes shunga fue tal que los comerciantes pronto tuvieron que contratar a artistas a tiempo completo para satisfacer una demanda cada vez más alta, incluso se conoce la existencia de salones de exposición exclusivos para este tipo de ilustraciones donde la población de clase media tenía que pagar para poder entrar. Se ha querido ver en este fenómeno como los inicios de la industria del porno.

Koryusai, 1766

¿QUÉ CONCEPTO DEL SEXO RECOGEN?

 Aunque hoy en día, desde algunos sectores, sigan catalogando estas imágenes como pornográficas, el Shunga no es un arte obsceno ni degradante. El arte Shunga es una celebración al amor y al sexo, donde los grandes maestros japoneses como Utamaro o Hokusai, lograron plasmar el acto sexual con gran sensibilidad y belleza, incluyendo algunas veces ligeros toques humorísticos.

Ofrece una visión positiva e integradora del sexo, reconociendo las necesidades sexuales de la mujer y los homosexuales, en estas imagenes podemos ver como tanto los hombres como las mujeres disfrutan del sexo libremente, incluso vemos mujeres usando harikatas (dildos). La mujer no asume un papel pasivo ni es reflejada como un instrumento para saciar los deseos del hombre. Aunque puede tener una posición de sumisión en algunas imágenes siempre hay un cierto equilibrio entre los dos sexos.

Mujeres practicando sexo mediante un harikata (dildo),
por Utagawa Kunisada.
Otro de los aspectos que más nos puede sorprender comparado con nuestra mentalidad occidental es el nulo interés sexual que despertaban los senos femeninos en los hombres japoneses, la explicación a este hecho viene dada en qué veían a los senos como símbolo de maternidad no como un símbolo sexual, no es hasta la occidentalización de Japón cuando esta visión empezó a variar.

Otro aspecto que diverge completamente de la mentalidad occidental es acerca de la desnudez del cuerpo, mientras en occidente un cuerpo desnudo es altamente erótico, en Japón la ropa poseía un gran erotismo, es por ello, que apenas existen imágenes shungas con cuerpos desnudos. Como bien resume Yoshida Kenko: “la luna es más hermosa cuando esta oculta por las nubes”. Y es que la ropa no sólo nos habla del rango social del personaje sino también de cómo era su dueño.

A pesar que la imagen del sexo aquí reflajada nos puede dar a entender una cierta igualdad hombre-mujer, cabe recordar que la sociedad nipona, ha sido y es, muy machista. Las principales filosfías introducidas en Japón, como el confucionismo o el budismo, asocian a lo masculino valores como la atracción, el deseo y la pasión; mientras que lo femenino viene ligado al amor, a la entrega y a la obediencia. Y es que el ideal de la mujer japonesa es el de una mujer dulce, obediente, casta y compasiva.

Shunga de Kitagawa Utamaro

PRINCIPALES ILUSTRADORES


El arte shunga, como ya hemos comentado, tuvo un éxito popular muy importante, por lo que la producción de este tipo de obras fue muy rentable económicamente. Así los grandes artístas de la pintura y el grabado japoneses, no dudaron en poner sus técnicas al servicio del arte shunga, hecho que les permitió vivir muy holgadamente.

Eso sí, muchos de ellos se vieron obligados a firmar sus obras mediante sobrenombres o con pequeñas marcas claves en sus dibujos, ya que se fueron promulgando distantas leyes que prohibían la producción de este tipo de arte.

Y es que los más célebres ilustradores japoneses de la Historia produjeron arte Shunga, nombres como Kawanabe Kyosai, Keisai Eisen, Kikukawa Eizan, Miyagawa Issho, Nishikawa Sukenobu, Torii Kiyonaga o Suzuki Harunobu firmaron obras shunga.

Aunque si hay que destacar a algún autor, son tres nombres los que destacan: Hishikawa Moronobu (muerto en 1694) , Kitagawa Utamaro (muerto en 1806) y el gran Katsushika Hokusai (1760-1849) cuyos dibujos son los más característicos y representativos de la arte Shunga, con láminas tan famosas como 'El sueño de la esposa del pescador" también conocida como 'Los pulpos y la buceadora'.

El sueño de la esposa del pescador, 1814
Katsushika Hokusai.

INFLUENCIA DEL ARTE SHUNGA

La influencia del Shunga en el arte contemporáneo europeo del siglo XIX fue muy importante, numerosos artistias cayeron bajo su influjo, sorprendidos ante la naturalidad con la que representaban el sexo.
Arriba, grabado de Picasso de la serie Abrazos.
Abajo, un shunga de Koryüsai

Y es que hay que recordar que Japón estuvo cerrado a occidente durante siglos, por lo que cuando decidió abrirse al exterior y reanudar el comercio en 1854, hubo una explosión de "japonismo"; las láminas de arte shunga (también el arte japonés en general) se extendieron rápidamenre entre los marchantes y los principales artistas europeos, pronto las principales tiendas de arte de París las pusieron a la venta por enormes sumas. El erotismo japonés llegaba en un momento donde Europa está ansiosa de romper con sus propios tabúes.

Numerosos artistas se nutrieron del arte shunga como fuente de inspiración, grandes nombres como Degas, Rodin, Toulouse-Lautrec, F. Rops, A. Beardsley, John S. Sargent, Gustav Klimt, Schiele o Picasso, sabemos por ejemplo que nuestro autor malagueño reunió más de 60 ilustraciones shunga.

El grabado shunga que más impactó a los artistas europeos fue el grabado de Katsushika Hokusai, 'El sueño de la mujer del Pescador' (1814), donde vemos a una recolectora de perlas entrelazada sexualmente con dos pulpo, acompañada de un texto donde expresa su satisfacción. Numerosos artistas crearon versiones de esta grabado: Rodin y Rops dibujaron escenas de sexo desenfrenado entre un octópodo y una mujer, Carabin esculpió la figura de una sirena cabalgando sobre un pulpo, y de Picasso contamos con su famoso dibujo 'Mujer y pulpo' (1903)

Comparaciones de imagenes shungas con obras europas:
La metamorfosis de Ovidio, de A. Rodin y Las dos amigas, de Touluse-Lautrec

En nuestra sociedad actual las influencias del shunga aún son palpables, ya que cualquier seguidor del género anime o del manga japonés podrá percibir las claras influencias de este arte sobre la cultura hentai. El mundo del tatuaje es otro claro ejemplo de la influencia del arte shunga en nuestros días.

Imagen Shunga y 'El origen del mundo' de G. Courbet




BIBLIOGRAFÍA


- A.A. García Rodríguez; Desentrañando lo pornográfico, la xilografía makura-e, Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Nº. 79, 2001 , págs. 135-152.

- C. Grosbois; Shunga, ensayo sobre las representaciones eróticas en el arte japonés, Ediciones Nagel. Mexico. 1964.

- C. Guth; El arte en el Japón Edo, Ediciones Akal. Madrid. 2009.

[En Internet]

http://desdeasiaconcolor.com/shunga-sexo-entorno-y-simbologia/

 http://www.ablysex.com/acuarelas-eroticas-de-la-antigua-china/


4 comentarios: