viernes, 14 de marzo de 2014

Frases y Expresiones II: Echar un polvo

Frases y Expresiones:

I.- Te pongo mirando a Cuenca
II.- Echar un polvo
III.- Ser una mujer de bandera
IV.- Espaguetis a la Puttanesca
V.- Irse de picos pardos
VI.- Poner los cuernos (próximamente)
____________________________________________

"Echar un polvo"


Origen de la expresión:

Antes de adentrarnos en el origen de esta expresión hay que otorgarle al “césar lo que es del césar” y es que entre los innumerables enlaces de la red sobre el origen de esta expresión hay que destacar el blog http://tradicionclasica.blogspot.com.es de Gabriel Laguna, ya que es el único que se adentra en la investigación histórica y filológica para intentar desentrañar cuando se comenzó a utilizar esta frase.

Así pues, entremos en faena, como a todas las expresiones se les atribuyen diferentes orígenes  y en el caso de “echar un polvo” no es diferente. La investigación de Gabriel Laguna sugiere que no se empezó a popularizar esta expresión hasta el siglo XIX, ya que como magistralmente expone en su blog, durante el Siglo de Oro y hasta el siglo XVIII se utiliza la palabra polvo en muchos contextos literarios sin que esta parezca guardar ninguna connotación erótica. 

Diferentes teorías sobre el origen de "echar un polvo":


- Origen Litúrgico: La expresión vendría de una modificación del versículo de la Biblia, Génesis 3,19: “con el sudor de tu rostro te alimentarás de pan, hasta que regreses a la tierra de la que fuiste formado: porque eres polvo y al polvo regresarás”, de donde derivaría la expresión litúrgica “Memento homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris”, es decir, "Recuerda, hombre, que eres polvo, y que al polvo regresarás".  
Hasta transformarse finalmente en la popular frase de “Polvo somos, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos”. A partir de aquí es fácil hacer juegos de doble sentidos con la frase “del polvo venimos “ y otorgarle esa connotación sexual.


 - Origen relacionado con el tabaco: Esta acepción viene recogida en la enciclopedia Espasa en la edición de 1922. Por esa época se puso de moda la costumbre entre las clases altas el consumo de tabaco en polvo por la nariz, era una moda de influencia francesa que tuvo su cima en el siglo XVIII y principios del XIX. Esta forma de consumo de tabaco provocaba molestos estornudos, por lo que estaba mal visto consumirlo delante de mujeres, por lo que los caballeros se retiraban a otra habitación a “echar un polvo”.

Cajas de rapé. Museo de Salamanca.

Con la excusas de retirarse a una habitación privada para “echar unos polvos a la nariz”, algunos hombres lo aprovecharían para realizar algún escarceo amoroso con alguna amante o querida. Así la frase fue adquiriendo este doble sentido, para finalmente desaparecer su significado original y manteniéndose su doble sentido.



- Origen rural: También se ha especulado que esta frase tuviese un origen mucho más sencillo y llano, ya que estaría relacionado con el mundo rural, ya que cualquier movimiento rápido puede levantar una polvareda, ya sea el gallo montando a una gallina; o las escapadas amorosas de las parejas a la era, el lugar donde se guardaba la paja.

Fuentes:

http://tradicionclasica.blogspot.com.es/2005/02/origen-de-la-expresin-echar-un-polvo.html
http://blogdelaelena.blogspot.com.es/2013/01/origen-de-la-expresion-echar-un-polvo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario