viernes, 13 de junio de 2014

La cultura Moche y sus increíbles cerámicas eróticas



A la hora de hablar de sexo en las culturas prehispánicas, una de las que más destaca, es la Cultura Moche, ya que sus representaciones cerámicas de temas eróticos y sexuales no sólo sorprenden por su número y su calidad artística, sino también por la variedad de escenas representadas (coitos heterosexuales, coitos homosexuales, masturbaciones, tríos, ...). En este post vamos a conocer un poco mejor la cultura que realizó estas espectaculares creaciones.

Huaco con escena de coito vaginal.

La cultura Moche o Mochica se desarrolló en el valle del río Moche, extendiéndose hacia la costa norte del ámbito territorial de Perú. Su temporalidad se extiende desde el 200 a.C. al 700 d.C., por lo que se la considera una cultura preincaica, perteneciente a la cultura de los llamados "Maestros constructores". Esta cultura parece dividirse en dos ámbitos territoriales, uno al Norte y otro al Sur.

Mapa de la cultura Moche.
Políticamente configuraban un Estado teocrático-militarista con una sociedad divida en tres niveles:
- Aristocracia militar bajo el mando del Ciequich que tenía bajo su mando directo a los nobles llamados Alaeq, siempre representados con cabezas de felinos.
- Casta sacerdotal, representada por cabezas de zorro.
- Pueblo, dentro del cual había artesanos, pescadores y agricultores, todos representados por cabezas de lagartija.

Esta cultura destacó en sus actividades militares, en el desarrollo de una arquitectura monumental, en los trabajos de metalurgía (uso intensivo de cobre para la fabricación de armas y herramientas), pero si en algo sobresale esta cultura es en:
- Desarrollo de sistemas hidraúlicos muy complejos, con una elaborada tecnología de canales de riego, pudiendo ampliar su frontera agrícola, ganando terreno en una zona bastante desértica.
- En la elaboración de cerámicas, desarrollando un estilo muy elaborado y particular, elaborando utensilios de uso cotidiano en los cuales representaron a divinidades, hombres, animales  y escenas significativas referidas a temas ceremoniales y mitos que reflejaban su concepción del mundo, destacándose la asombrosa expresividad, perfección y realismo con que los dotaban.
 


En su cerámica destacan los recipientes "sacros" denominados huacos (vasija normalmente con un asa puente), donde encontramos representaciones de todo tipo: retratos, partes del cuerpo, enfermedades, edificos, pero los que nos más nos interesan a nosotros son los huacos eróticos con representaciones de carácter erótico-sexual. El artista mochica, conocedor de la anatomía, esculpe el cuerpo humano representando los detalles más extraordinarios de la sexualidad tanto femenina como masculina.

Los Huacos Eróticos

Estas representaciones pueden clasificarse en cinco grandes grupos:

1- El coito vaginal reproduce este tipo de acto en varias posturas, y no es precisamente la representación más frecuente.



2.- El coito anal, que, en dos posturas fundamentalmente, trasera y lateral, es el tipo al parecer más frecuente en la costa norte. Con frecuencia aparece la pareja tapada con una manta, pero con los genitales al descubierto, acompañada de un niño; hay incluso escenas más complejas donde la mujer está acompañada por otra pareja que aparentan ser sus padres.





3.- Felaciones, en la que la mujer acaricia oralmente el miembro de su compañero, apareciendo el hombre tumbado o incluso en una silla hecha [ex profeso]. No existen representaciones figuradas de escenas de cunnilingus.


4.- Escenas de masturbación, con gran variedad de actitudes, tanto masculina como femenina, o bien la pareja se entrega a juegos amorosos mutuos, entre los que son frecuentes los besos y asimientos de senos.



5.- Representaciones fálicas o vaginales: Caracterizados de forma independiente y con  proporciones normalmente desproporcionadas y exageradas en relación al cuerpo humano.




6.- Otro tipo de representaciones de carácter erótico: como actos sexuales con deidades o con animales.





Interpretaciones:

Este tipo de cerámica ha dado pie a todo tipo de especulaciones e interpretaciones, como siempre muchas de estas interpretaciones se han desarrollado bajo los tabúes y la moral occidental, proyectando nuestros valores y pensamientos hacia culturas pasadas.

La interpretación más extendida de estas representaciones les otorga un carácter ritual, representaciones de poder, relacionadas con cultos a la fertilidad y de uso ritual en festividades religiosas.  Y es que, no hay que olvidar que "el antiguo peruano fue hombre eminentemente religioso, temeroso de las fuerzas de la naturaleza, adorador de los astros, supersticioso y fetichista, y además un gran creativo como pocos. En pocos países del mundo se pueden encontrar unas manifestaciones culturales tan impregnadas de humanidad, con su cuota de mito, magia y rito, sin desprenderse de la tierra donde se nace, se vive y se muere, la vieja "Mamapacha" que les prodigaba el alimento y el abrigo".

Otra posible interpretación, y no por ello, contraria a la oficialista, es que simplemente representasen la celebración del acto carnal por si mismo, es decir, son un reflejo de la importancia que tenía el sexo para esta sociedad. Además nos ofrecen una visión de la sexualidad abierta y sin tabúes, con representaciones de todo tipo: coitos heterosexuales, homosexuales, tríos, masturbaciones, personajes antropofálicos y vulvomorfos, incluso representaciones zoofílicas.




Bibliografía:

Gamero Esparza, Carlos (2005): La sexualidad en el Perú Pre-colombino: Kamasutra indiano. Vivat Academia. nº 65. Mayo. 2005. Páginas 1-92.

http://tuymihistoria.blogspot.com.es/2013/03/la-cultura-visual-moche-la-impactante.html

http://diablorevelde.wordpress.com/2013/10/09/sexualidad-en-el-mundo-america-antiguacultura-mochica-peru/

https://arturito.lamula.pe/2010/08/09/los-huacos-eroticos-de-la-cultura-mochica/arturito/

1 comentario:

  1. Buena parte de la cerámica Sudamericana representando el coito anal masculino y las relaciones lésbicas sobreviven, pero la gran mayoría de la cerámica que ilustran las prácticas sexuales o la representación de un objeto sexual fue destruida por los misioneros cristianos. Incluso en el siglo XX, cuando en Perú encontraron algunas piezas precolombinas que mostraban imágenes del mismo sexo, los destruyeron porque eran «insultos al honor nacional». Hay mucha evidencia que sugiere relaciones homosexuales extendida entre los mayas en el siglo XVI, pero los jesuitas españoles destruyeron las bibliotecas aztecas y mayas, por lo que nuestro conocimiento sobre la cultura gay azteca o maya no son anteriores a la Conquista.

    ResponderEliminar