sábado, 12 de septiembre de 2015

Falos prehistóricos

Los considerados como falos prehistóricos son uno de los objetos muebles más llamativos del arte prehistórico. Su llamativas formas fálicas, bastante realísticas, les han datado de un notable impacto visual, ya que muchos además están profusamente decorados y con el glande bien marcado. Por todo ello, en la red podemos encontrar numerosos artículos que abordan el tema, aunque con titulares más bien sensacionalistas y una información algo sesgada.

Falos prehistóricos


Pero ... ¿para qué servían?

Falo sobre bastón perforado,
Roc de Marcamps, Gironda (Francia)
Fecha: Magdalen.  Material: Hueso
La casi totalidad de artículos de internet no dudan en tildar a estos objetos directamente como consoladores o dildos, aunque la mayor parte de investigadores prefieren interpretarlos como bastones de mando. Aunque ésta no deja de ser una designación algo ambigua para toda clase de objetos simbólicos y cuya funcionalidad no está del todo clara.

Así estos falos se han interpretado de muy diversas maneras: desde aquellos que les han atribuido un uso tecnológico: ya sea como objetos para enderezar puntas de flechas o varillas de hueso; o como propulsores para lanzar azagayas, como 'morteros' para trabajar argamasas o ungüentos, o como utensilios para encender fuegos.

Aunque por la inversión de trabajo que supone realizar uno de estos falos, la opinión más generaliza es considerarlos como objetos simbólicos. Pero vistos desde esta perspectiva también caben las más variadas interpretaciones: como un signo de distinción para individuos con cierto grado de jerarquización social o religiosa. También están aquellos que los relacionan con ritos propiciatorios de la fertilidad, incluso no faltan investigadores que defienden un uso similar al de nuestros dildos, ya sea por el mero placer sexual o relacionados con ciertos ritos de iniciación sexual o de tránsito, como el paso de la niñez a la edad adulta.

Es decir, aunque algunos de estos falos, por su tamaño o fisionomía no pueden ser vistos como dildos, otros sí que mantienen una forma fálica y ergonómica ideal para la masturbación femenina o la práctica del sexo anal, por lo que la polémica sigue abierta a cualquier tipo de interpretación.

Falo doble de Gorges d'Enfer (Francia),
Fecha: 13.000 a.C.; Magdaleniense. Material: Asta de reno

¿Cómo eran?

Falo de L'Abri Blanchard,
Sergeac, Dordoña (Francia)
En Europa se han encontrado hasta 42 objetos con una clara morfología fálica, siendo los ejemplares más llamativos los de Gorge d'Enfer y Bruniquel, aunque también tenemos otros ejemplos representativos tanto en la Península Ibérica: El Pendo y El Rascaño (Cantabria) o Cueto de la Mina, (Asturias), como en numerosas cuevas francesas (La Madaleine, Isturitz, Blanchard). Y a pesar de que la mayor parte de ejemplares se concentran en estas regiones hispanofrancesas, también se han hallado otros ejemplares en lugares tan dispares como Alemania o Ucrania.

Estos falos son de forma y tamaño muy variados, aunque suelen compartir una serie de rasgos comunes, así por ejemplo la mayor parte de ellos tienen uno de sus extremos en forma de glande y suelen ir tallados con grabados de animales o de signos.


Bastón de mando de 'El Pendo', Cantabria
Fecha: 25000 - 20000 a.C.,  Magdaleniense. Material: Asta de ciervo.

¿Piercings y tatuajes en el pene?

Además la mayor parte de ellos, unos 30, presentan incisiones o agujeros decorativos, por lo que un grupo de investigadores españoles, encabezados por J. Angulo, no dudan en afirmar que "estos diseños eran muy probablemente representaciones de escarificaciones, cortes, piercings y tatuajes".

Cueva Mas d'Azil, Francia
© photo - Loïc Hamon
Esta investigación vendría respaldada por estudios etnográficos donde se atestigua que aún perduran tradiciones entre diversas tribus del planeta que realizan diversas modificaciones en la piel del pene. Además contamos con claras evidencias de la existencia de prácticas tatuadoras y de piercings en las sociedades prehistóricas, por lo que tendrían un conocimiento y una tecnología lo suficientemente avanzada para realizar este tipo de intervenciones.

Además Marcos García, coautor del libro 'Sexo en Piedra', nos habla del naturalismo de las representaciones del arte parietal del período magdaleniense, por lo que deduce que si representaban a los animales con un alto grado de realismo es lógico pensar que las representaciones de falos también se realizarían bajo las mismas pautas realísticas.


Por este motivo, el urólogo J. Angulo defiende que en el Paleolítico "se llevaba a cabo la circuncisión o había una cultura de retracción del prepucio", ya que en su estudio sobre las diferentes representaciones fálicas observa todo tipo de penes: con o sin fimosis, erectos, flácidos, circuncidados,...

A estos tatuajes o piercings también se les ha dotado de múltiples interpretaciones: desde aquellas que les otorgan un valor mágico, ya sea para cumplir una función curativa o de protección espiritual, a otras interpretaciones que los considerarían simples elementos estéticos o eróticos, incluso marcas grupales.

Por lo que con todos estos datos en las manos, lo más lógico sería pensar que estos tatuajes y operaciones (circuncisión, subincisión, perforaciones) se realizarían bajo algún ritual complejo.


Falo de la Madeleine. Material: Asta de reno.
Museo Nacional de Prehistoria (Francia)


El dildo más antiguo del mundo

Para encontrar el falo prehistórico más antiguo de los que se han hallado hasta ahora hemos de irnos a la famosa cueva de Hohl Fels, una cueva que se alza a unos 500 metros sobre el nivel del mar, en el valle del río Ach, en la región alemana de Ulm.

El objeto fue un enigma para sus investigadores, ya que al estar fragmentado las piezas fueron surgiendo en diferentes campañas arqueológicas, por lo que no fue hasta el año 2005, cuando se halló el fragmento número 14, cuando los arqueólogos pudieron reconstruir totalmente la pieza.

Este particular falo mide unos 20 cms. de longitud por tres de ancho y presenta una serie de anillos tallados en su superficie y el extremo pulido. Las teorías sobre su utilidad siguen abiertas a todo tipo de interpretaciones, aunque la mayor parte de expertos le atribuyen un uso tecnológico, relacionado con el prendido de fuego.


Falo de Hohl Fels, Alemania.


¿Figurillas fálicas o Venus?

Para finalizar este artículo mostraremos algunos ejemplares, bastantes ambiguos, que representan figurillas de difícil interpretación, que pueden ser identificadas tanto como Venus paleolíticas o como estatuillas fálicas. Destacaremos aquellos que han causado más controversia...

Escultura de
Vogelherd
Estatuilla fálica de marfil de Vogelherd (Alemania) 

Esta estatuilla, con una longitud de 69 mm, profundidad de 10.5 mm, y una anchura de 19mm está tallado en marfil, aunque con trazo bastante torpe y por sólo una de sus caras. Destacan su cabeza aplanada y el tronco, que contiene varias filas de incisiones. Aquellos que la interpretan como una Venus ven ciertos rasgos femeninos como espalda, glúteos y región del sacro.; mientras los investigadores que ven una estatuilla fálica se apoyan en el prepucio marcado y las incisiones siendo interpretadas como tatuajes o piercings.



Figurilla de Dolni
Vestonice

Venus de Dolní Věstonice (República Checa)

La figurilla de Dolni Vestonice (República Checa) es una figura de marfil, realizada en torno al 27.000 a.C., perteneciente al período Gravetiense, tiene una altura de unos 8,5 cms. y presenta unas enigmáticas estrías transversales. Tradicionalmente se ha interpretado como una Venus muy estilizada, aunque también hay quien interpreta la figura como un falo con unos testículos bien definidos








Bibliografía

Angulo Cuesta, A.; García Díez, M.; Diversidad y sentido de las representaciones masculinas fálicas paleolíticas de Europa Occidental, Actas Urológicas Españolas, Nº.3, Madrid, 2006.
Angulo Cuesta, A.; García Díez, M.; El significado de la erección, la genitalidad y otras representaciones de índole urológico en el imaginario paleolítico, Actas Urológicas Españolas, Nº8, Madrid, 2007.

http://www.donsmaps.com/lemorin.html

Foto: Don Hitchcock 2014
Fuente: Musée d'art et d'Archéologie du Périgord, Périgueux

http://www.hominides.com/html/references/sexe-prehistoire-paleolithique-art.php
 http://storia-controstoria.org/paleolitico/homo-sapiens-era-glaciale-europa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada