domingo, 29 de marzo de 2015

El Gabinete de Objetos Obscenos de Nápoles

Las 'Salas Secretas' de los Museos:
1.- Gabinete de Objetos Obscenos de Nápoles
2.- British Secretum, el armario 55
3.- Salas secretas y pinacotecas eróticas en la España Moderna
3.1.- La Sala Secreta del Museo del Prado
3.2.- Los gabinetes reservados de los nobles  (en preparación)
5.- El Infierno de la Biblioteca Nacional Francesa
_____________________________________________________

El Museo de Nápoles y su Gabinete de Objetos Obscenos se ha convertido en un punto de referencia de la censura cultural, ya que este ejemplo es el más conocido dentro de las "salas especiales" que muchos museos albergan, y es que como veremos en próximos capítulos, casi todos los museos del mundo han albergado gabinetes y salas secretas, repletas de pinturas y esculturas 'demasiado' pornográficas para su exhibición, ya que atentaban "contra la moral y el pudor de la gente" y donde sólo los ciudadanos de bien podían tener acceso.

El descubrimiento de Herculano y Pompeya

Figura itifálica.
Estamos a inicios del siglo XVIII, cerca del pueblecito de Resina, un campesino excava buscando agua en un antiguo pozo desecado, empieza a encontrarse una gran cantidad de mármoles antiguos, él no lo sabía pero se encontraba sobre la escena del teatro de Herculano...  Se habían descubierto, Herculano y Pompeya, las dos ciudades romanas que quedaron sepultadas bajo las capas de ceniza y lava aquel fatídico 24 de Agosto del 79 d.C.

Pronto el gran número de piezas y mármoles recuperados llamó la atención de las autoridades. El primero en querer recuperar piezas de forma sistemática fue el príncipe D'Elboeuf, coronel del ejército austríaco de ocupación y embajador en la corte de Nápoles, que preocupado por la decoración de su villa costera recuperó gran parte de las esculturas del frente escénico.

Las primeras excavaciones de carácter arqueológico se realizaron, bajo la protección del rey de Nápoles y Sicilia, el futuro rey de España, Carlos III. Quien, bajo la influencia del despostismo ilustrado e intentando equiparar Nápoles, con las grandes capitales culturales europeas, favoreció los inicios de las excavaciones arqueológicas y la creación de varios museos, con las piezas que se iban recuperando de las antiguas ciudades romanas.

El Gabinete Secreto

Las primeras piezas provenientes de Herculano se fueron ordenando y exponiendo en el Real Museo del Palacio de Portici, en pequeñas salas o gabinetes de carácter temático o tipológico. Según iban apareciendo piezas de carácter erótico y obsceno los encargados del museo se encontraron con el problema de donde albergar dichas piezas, que finalmente fueron organizadas todos juntas en torno a la sala número XVIII, el "Gabinetto Segreto".

Esta primera sala "secreta" albergó muchas obras libertinas, como un gladiador con falo en forma de perro, un nutrido grupo de tintinnabula, sátiros itifálicos... entre todas las piezas la que más escándolo y revuelo provocó fue el famosísimo conjunto marmóleo de Pan y Cabra, que tras su hallazgo en 1752 se convirtió en la pieza estrella del Gabinete.

Pan y Cabra.
El acceso al Gabinete siempre estuvo sujeto a la adquisición de un permiso especial, su visita estuvo tan restringida que entre 1752 y 1762 sólo dos aristócratas extranjeros obtuvieron tal permiso.

En 1777 se reforma el antiguo edificio de la Universidad de Nápoles para convertirlo en el Museo definitivo donde se albergarán las numerosísimas obras de arte que se seguían extrayendo de Pompeya y Herculano, por lo que muchas piezas se trasladarán de un museo a otro.

El Gabinete de Objetos Obscenos de Nápoles... una visita inesperada:

La creación del actual Gabinete secreto se debe a la visita inesperada en 1819 del futuro rey de Nápoles, Francisco I, que acompañado de su mujer e hija decidió darse un paseo por las diferentes salas del museo... No podemos dejar de sonreir al pensar en la cara de asombro y estupefacción que tuvo que tener el rey en su paseo por el museo, donde tuvo que contemplar topo tipo de objetos fálicos: lucernas, campanillas fálicas, su rotro se iría transformando en un mueca de perturbación al seguir vieno todo tipo de escenas 'pornográficas': esculturas de Príapo con su enorme falo, esculturas y pinturas de ninfas, sátiros y hermafroditas representados en juegos eróticos más o menos explícitos,...

El príncipe salió del museo tan indignado que ordenó que todas las piezas de carácter erótico fuesen inmediatamente custodiadas en una sala especial, donde sólo las "personas de edad madura y de moral reconocida", y mediante una autorización especial se les permitiese la entrada. Había nacido el
Gabinete de Objetos obscenos o reservados.

Falos Funerarios.
Censura y Prohibición

Desde su creación, su fama se extendió por todo el panorama mundial, por lo que numerosos científicos y aventureros, nobles y monarcas se acercaron en secreto a visitar el famoso gabinete, los menos consiguieron pases especiales, la mayoría sólo accederían a la sala previo pago de sobornos a guardias y directores del museo.

Brasero de Bronces.
Así a lo largo de sus casi 150 años de vida, el Gabinete de Objetos Obscenos casi siempre ha estado cerrado a cal y canto, y sólo en pequeños períodos de liberalismo político se permitió su visita de carácter general. Francisco I lo cerró en 1819, y así se mantuvo, celosamente custodiado, hasta que la entrada de Garibaldi en Nápoles permitió una breve aperura de puertas, ya que con la llegada al trono de la Casa Saboya se volvió a censurar la entrada al Gabinete. 

Incluso se llegó a especular con la destrucción de estas piezas, ya que eran monumentos perniciosos para la moral de los visitantes y contrario a la reputación de la familia real. Finalmente el conservador del Museo logró frenar su destrucción, impidiendo su paso mediante una puerta cerrada mediante tres cerraduras y llaves distintas, custodidas por tres personas diferentes. Llegando incluso en 1851 a encerrar en esta sala a todas aquellas Venus que estuviesen completamente desnudas.

Esta censura continuó bajo la Italia fascista, donde se necesitaba el permiso del Ministro de Educación para su acceso. La censura se mantuvo después de la guerra hasta 1967, aunque por diversos motivos y excusas el Gabinete ha estado cerrado al público durante largas temporadas, incluso estando vetada la entrada de mujeres a la sala hasta prácticamente el siglo XXI, ya que no fue hasta el año 2000 cuando dichas estancias se abrieron defintivamente a todo tipo de público y con un carácter museográfico mucho más moderno y racional.


El Gabinete Secreto en la Actualidad

Desde su reapertura el Gabinete ha dejado de ser una mera recopilación de imágenes de carácter  erótico o lascivo, sino que hoy en día está organizado en torno a los diferentes aspectos de la sexualidad en el mundo antiguo: desde lo religioso a lo cultural, de lo cómico a lo mágico pasando por el mundo funerario o comercial hasta llegar finalmente al aspecto más lúdico, lascivo y sexualmente explícito.







No hay comentarios:

Publicar un comentario