martes, 22 de abril de 2014

¿La primera infidelidad documentada de la historia?

Cadáveres con Historia:

I.- ¿La primera infidelidad de la historia?
II.- Los amantes de St. Morrell
III.- ¿El primer gay de la historia?
IV.- Historia de una masacre: El rapto en la prehistoria

----000000000000000000000000000000000----


Uno de los enterramientos que más ha sorprendido a los investigadores y que más especulaciones ha levantado sobre su significado es el triple enterramiento de Dolní Vestonice (cerca de Brno, en Chequia). Interpretándose como un posible ritual relacionado con la infidelidad conyugal, hace nada más ni nada menos, que unos 26.000 años. Se trata de tres individuos jóvenes de entre 17 y 23 año, estando situado en el centro de esta macabra escena una mujer y a su lado, dos hombres con signos de muerte violenta. En  el momento de su enterramiento, la tumba fue cubierta con madera e incendiada para después cubrirla de tierra.

Reconstrucción ideal del enterramiento.
 De esta forma este triple enterramiento estaría formado por:
- Centro: Mujer con graves malformaciones (displasia congénita) y con vestigios de un feto en las proximidades de su pelvis. 
- Derecha de la imagen (el marido): Tenemos a un varón, depositado boca abajo, con su brazo apoyado en la joven, interpretándose que existiese algún tipo de relación establecida entre ellos. Este joven tiene una estaca clavada en los genitales.
- Izquierda de la imagen (el amante): Está algo más retirado del cuerpo de la mujer y aunque tiene el cuerpo girado hacia ella y su mano está colocada sobre el pubis de la mujer, interpretándose esta posición como un signo de protección hacia la mujer o el feto.

El claro componente ritual viene refrendado porque sus cabezas fueron recubiertas con ocre rojo (polvo de óxido de hierro). Aunque este tipo de polvo se empleaba de forma generalizada para la decoración de las cuevas, tiene un claro componente sexual, ya que la zona púbica de la mujer también fue impregnada de ocre. Además hay un cuchillo de sílex que apunta a la vagina de la mujer.
Posición de los esquelos durante su excavación.
¿Se trata de un crimen pasional? ¿una infidelidad? ¿una violación?  ¿transgredieron alguna norma social y fueron castigados con la muerte? 

Como decimos se ha especulado mucho sobre el significado de este enterramiento, aunque la teoría más aceptada es que el hombre y la mujer que están más próximos mantenían una relación más estable y que el hombre de la izquierda se interpusiese en la relación, ya fuese un amante o un violador, aunque puestos a especular.... ¿porqué no puede ser qué la relación de amantes la mantuviesen los dos varones? ¿y si fueron castigados por ello?

Sea como fuese, parece claro que en este caso, la infidelidad o la violación fue castigada con el asesinato de todos ellos, realizándose a continuación un enterramiento ritual. Por lo que parece claro, que la sexualidad en la prehistoria no se vinculaba únicamente con la procreación, y que al igual que en nuestra sociedad, existían tabús y castigos para comportamientos sexuales inadecuados.

Así estos grupos del paleolítico, formados por unos 30 individuos, vivían de forma nómada, condicionados por los factores climáticos estacionales y cinegéticos, los cuales se reunirían en fechas claves con otros grupos para comerciar y establecer alianzas mediante intercambios de individuos, seguramente mujeres. Pero según estas comunidades fueron creciendo, sus relaciones y reguladores sociales se hicieron a su vez más complejos, instaurándose normas de comportamiento para todo la comunidad, que en caso de inclumpimiento podía acaerrar la muerte de sus transgresores.
Como bien explica Vincenzo Formicola  “Estos hallazgos apuntan a la posibilidad de que los sacrificios humanos fuesen parte de la actividad ritual de estas poblaciones y proporcionan pistas sobre la complejidad y simbolismo dominantes en las sociedades del Paleolítico Superior así como sobre la percepción de “diversidad” y sus vínculos con las creencias mágico-religiosas”1.


1.- Vincenzo Formicola, “From the Sunghir Children to the Romito Dwarf: Aspects of the Upper Paleolithic Funerary Landscape.” Current Anthropology 48:3.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada